Recomendar esta página en:

Taller fotografía Josbe en:

Características básicas de un telescopio

 

Los valores más importantes que determinan la calidad o potencia del telescopio son los siguientes:

 

Diámetro ; es el valor de referencia más importante. A mayor diámetro de objetivo, mayor será la cantidad de luz que capta y en consecuencia, veremos más objetos y más detalles. Este valor se expresa en milímetros. Por ejemplo, D=76 mm

 

Aumento máximo ; es el diámetro el que dice cuál es la capacidad máxima de aumentos que puede soportar un telescopio. Para obtener el aumento máximo se debe multiplicar el diámetro por 2,3. Por ejemplo; para un telescopio de diámetro D= 114mm, su aumento máximo sería 2,3 x 114 = 262X

Técnicamente le podríamos poner todos los aumentos que quisiéramos a este telescopio pero si sobrepasamos este valor máximo, la imagen se volverá borrosa.

 

Distancia focal ; es un valor que se relaciona con el largo del tubo. Se expresa en milímetros. Por ejemplo; F=700mm. Este valor es importante para conocer el aumento que se está usando.

 

Aumentos ; para calcular los aumentos que se están usando se divide la distancia focal entre la distancia focal del ocular. Por ejemplo; si tenemos un telescopio con F=700mm y usamos un ocular con 10 df, entonces el aumento sería 700/10 = 70X (70 aumentos).

 

Relación focal F/D ; se obtiene al dividir la distancia focal por el diámetro del objetivo. Por ejemplo; si tenemos un telescopio con D=76mm y F=700mm, el valor F/D = 700/76 = 9. Los telescopios con un valor F/D más bajo son más luminosos. Generalmente, para objetos del espacio profundo son más recomendables los de F/D baja y para observación planetaria los que tienen F/D alta.

 

Resolución ; es la capacidad que tiene el instrumento para mostrar dos objetos que se encuentran muy juntos. La resolución se obtiene en segundos de arco y se obtiene al dividir 115,82  entre el diámetro. Por ejemplo; si tenemos un telescopio de 150mm de diámetro, su resolución será 115,82/150 = 0,77. Esto indica que la separación mínima que deben tener dos objetos es de 0,77 segundos de arco.

 

Tipos de montura

 

La montura es el soporte del telescopio y permite moverlo. Debería proporcionar una sujección firme y movimientos suaves y precisos, ya que al trabajar con aumentos grandes, cualquier mínima vibración se traduce en un movimiento acusado de la imagen o incluso la pérdida del objeto observado. Básicamente existen dos tipos:

 

Azimutal ; es la montura más simple y fácil de manejar, no requiere ajuste previo para su uso y resulta la más apropiada para un uso terrestre del telescopio. Permite girar en un plano vertical y  en un plano horizontal,  básicamente como un trípode fotográfico. Muy adecuada para principiantes, apuntar y observar.

 

Ecuatorial ; posee dos ejes pero uno de ellos está colocado de acuerdo al eje de inclinación de la tierra. Es un poco más complicada de usar, requiere de una correcta alineación pero es la más adecuada para observación astronómica y si se motoriza se pueden hacer astrofotografía de larga exposición. Además su sistema de coordenadas ecuatoriales, con círculos de posición graduados en ambos ejes, facilita la localización de los objetos en la esfera celeste independiente del punto de observación.