Recomendar esta página en:

Taller fotografía Josbe en:

Tipos de microscopios

 

  Un microscopio simple, conocido comunmente como lupa, utiliza una sola lente para ampliar. Un microscopio compuesto utiliza dos o más lentes para ampliar la muestra.

 

  Un microscopio monocular es aquel que solo tiene un ocular y por lo tanto permite observar la muestra con un solo ojo. Un microscopio binocular incluye dos oculares de modo que es posible utilizar los dos ojos para visualizar la muestra. Un microscopio trinocular además de los dos oculares para los ojos, tiene un tercer ocular para conectar una cámara y capturar las imágenes de las observaciones.

 

  Hay diferentes tipos de microscopios según la transmisión de luz o la configuración de los elementos:

 

  • Ópticos o de luz; se sirven de la luz visible para crear una imagen aumentada del objeto mediante lentes. Es el más usado a nivel particular o en las escuelas. Según el camino que sigue la luz hasta llegar al objetivo podemos hablar de microscopios de luz transmitida, donde la luz atraviesa la muestra. Y microscopios de luz reflejada donde la muestra se ilumina desde la parte superior y parte de ésta es reflejada y dirigida al objetivo. Este tipo es utilizado para examinar materiales opacos como pueden ser estructuras metálicas, materiales cerámicos, etc. Existen microscopios ópticos que permiten los dos tipos de iluminación de modo que es posible observar tanto muestras semitransparentes como opacas.
  • Digitales; incluye una cámara en lugar del ocular, esto permite capturar digitalmente la imagen de la muestra. La imagen digital se puede visualizar en tiempo real en una pantalla o transmitirla a un ordenador mediante conexión USB.
  • USB; es un tipo de microscopio digital muy sencillo. Los aumentos alcanzables con este tipo de microscopio son bajos en comparación con el resto de microscopios pero aún así son una herramienta muy útil para observar objetos cotidianos.
  • Estereoscópico o lupa binocular; es un tipo de microscopio binocular de luz reflejada que permite observar la muestra en forma tridimensional. El aumento que se consigue con el microscopio estereoscópico es inferior al que se consigue con un microscopio óptico convencional. Son muy utilizados en aplicaciones donde debe manipularse la muestra mientras se observa. Por ejemplo para el montaje de circuitos o relojes.
  • Invertido; tienen una configuración opuesta a la del microscopio vertical. La muestra se ilumina desde la parte superior y los elementos ópticos están debajo de la platina. Con este tipo de microscopio es posible observar muestras colocadas en el fondo de un recipiente. Esto es muy útil para mantenerlas hidratadas y poder así observar muestras vivas y procesos biológicos que duran días.
  • Electrónicos; utilizan un haz de electrones, en lugar de un haz de luz, para producir la imagen aumentada. Los electrones impactan contra la muestra dentro de una cámara de vacío. Consiguen un nivel de aumento muy superior al del resto de microscopios pero no es posible observar muestras biológicas vivas.
  • Otros tipos; de fluorescencia, de luz ultravioleta, de luz polarizada...